Temperancia

Introducción

Un equilibrista chino batió un record: caminó 1400 metros sobre una cuerda. ¡Eso es algo impresionante! Realmente podemos decir que ese hombre tiene mucho equilibrio.

El equilibrio es importante para todo en la vida: en la alimentación, el sueño, el trabajo, el ejercicio, en las relaciones, en fin, para no caer de la cuerda debemos hacer las cosas de una forma equilibrada.

Información

Temperancia es el uso moderado de todo cuanto sea bueno y la abstención completa de todo cuanto sea perjudicial. Equilibrio, dominio propio y prudencia, todas estas palabras expresan como debiéramos conducir nuestra vida.

  • Comer azúcar en exceso puede causar enfermedades como la diabetes.
  • Mucho sol: puede causar quemaduras. Poco sol: puede causar problemas en el crecimiento, incluso depresión.
  • Dormir poco: causa falta de reflejos, falta de atención, razonamiento lento. Dormir mucho: puede causar cansancio general, causando estres, y exceso de peso.
  • El exceso de frituras y de alimentos horneados a altas temperaturas como las galletas y snack envasados industrialmente hacen que una persona tenga un consumo de 30 veces más omega 6 de lo que debería, pudiendo producir problemas cardiovasculares.
  • Exceso de ejercicio: puede causar lesiones musculares, deshidratación y agotamiento físico. Poco ejercicio: lleva a un estado de mala circulación sanguínea, sedentarismo, alteraciones en el humor e incluso atrofia muscular.
  • Realizar ejercicio sin presencia de aire puro, produce en una mala metabolización de la glucosa para proveer energía.

La intemperancia puede involucrar tanto la cantidad como la calidad de la comida que consumimos. La obesidad y el consumo excesivo de alimentos detienen la actividad de las células defensivas. La restricción calórica (comer menos) ha demostrado ser útil en el mejoramiento de la respuesta inmunológica de los individuos con sobrepeso (Lamas O, Martinez JA, Marti A. Energy restriction restores the impaired immune response in overweight (cafeteria) rats. J Nutr Biochem. 2004 Jul;15(7):418-25)

Complicaciones

  • El constante desequilibrio lleva a daños que en muchos casos son irreversibles, tales daños desgastan nuestro cuerpo.
  • No respetar los límites del cuerpo y de la vida, es no obtener felicidad y buena salud.
  • Si no somos equilibrados en todo lo que comemos, bebemos y hacemos, no seremos capaces mental y físicamente de tomar decisiones importantes.
  • La salud integral es formada por el completo bienestar físico, mental y espiritual. Perjudicar una es perjudicar todas.
  • Complicaciones por falta de sueño:
  • Disminuye los reflejos
  • Disminuye la concentración
  • Quien no duerme bien consume más calorías: Estudios realizados por investigadores franceses relacionan la reducción de horas del sueño con el aumento de apetito
  • Irritabilidad

Consejos

Si perdiste el equilibrio en tu vida, sea en la alimentación, sueño, vicios u otra área, aquí van algunos consejos para tí. 

  • Lo primero es reconocer. Buscar las áreas en tu vida que están desequilibradas. Descubriendo eso, pide a Dios que te ayude a organizar todo y te dé fuerzas para dejar lo que te perjudica.
  • Otro consejo es huir, distanciarte de lo que te hace mal.
  • Tienes que ser conciente que no todo lo que te gusta te hace bien. Debes poner el sano juicio por sobre los gustos y pasiones que puedan perjudicar tu salud mental, física y espiritual.
  • Si ves que tienes muchos cambios que hacer en tu vida y te resulta muy difícil, hazlos de a poco.

Temperancia Espiritual

De la misma forma que el equilibrista camina por la cuerda, si no cuidamos nuestra salud con temperancia, prudencia, podemos perder el equilibrio, balancear y caer de la cuerda. Así es nuestra vida espiritual. El equilibrio espiritual es hacer lo correcto en los caminos de Dios, pues Él es la línea en la que debemos andar y seguir. Jesús dijo en una ocasión: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, si no por mí.“ Este versículo está registrado en la Biblia en Juan 14:16.

En un mundo con tanto pecado, no es fácil tener equilibrio lejos de Dios o lejos de sus mandamientos. Filipenses 4:5 habla sobre el equilibrio del cristiano: “Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.” 

Somos como luces. A partir del momento en que andamos en los caminos prudentes, todos reconocemos y reflejamos a Jesús. Solamente encontraremos esta temperancia y equilibrio en Dios nuestro Señor. “Mas el fruto de espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, fe, mansedumbre, templanza;…“ Gálatas 5:22

DIOS QUIERE TEMPERANCIA EN TU VIDA