ESCUDO DE CORDOBA

 

 

El escudo de la ciudad es uno de los más simbólicos del estado, la Real Cédula le dio el privilegio de usar las armas reales utilizadas en el escudo a la muy leal villa de Córdoba.

 

Dentro del escudo, van los símbolos de Castilla, León, Granada, Austria, Borgoña, Brabante, Sicilia, Flandes, Tirol... al centro y arriba, hay un escudete con cinco paneles en cruz: es el de Portugal, que entonces pertenecía a España. Esta orlado por siete castillos.

 

Abajo, otro escudete de un león y un águila, de Flandes y Tirol. El cuartel que ostenta flores de lis, es de Borgoña y el que presenta bandas diagonales, es de Borgoña Antigua. El escudo lleva también la antigua corona real, sobre el mismo, y de sus lados, baja oval el collar del Toisón de Oro con eslabones flamígeros de cinco de cada lado y del sexto, que es el central, cuelga el Toisón que es una piel de carnero.

 

En el borde del escudo esta inscrito la siguiente frase: "INFIGNIA REGIS VILLAE DE CORDUVA NOBILIFFIMUN DECTIS QUIA CONCUPIVIT REX DECORE FUU" que significa: "Porque el rey deseo su honra; el nobilísimo blasón de la Villa de Córdoba son las armas del rey".

 

 

La ciudad de Córdoba es también conocida como "LA CIUDAD DE LOS 30 CABALLEROS" debido a que fue fundada por 30 jefes de familia españoles, igualmente es conocida como "La ciudad que puso fin a la guerra de independencia" debido a que se firmaron los Tratados de Córdoba.

 

 

La ciudad de los 30 caballeros, ubicada en la zona centro del estado de Veracruz ha sido parte importante en la construcción del México independiente en el que vivimos. La Ciudad de Córdoba fue fundada en 1618, por el virrey Don Diego Fernández de Córdoba para controlar los continuos ataques de los negros cimarrones que, luego de fugarse de las fincas donde eran explotados, merodeaban por las montañas asaltando viajeros y diligencias. A lo largo de 350 años, la ciudad fue un importante centro azucarero para más tarde convertirse en productora de café y pujante centro industrial. Hoy cuenta con una bella imagen urbana enmarcada por la profusa vegetación que crece en sus alrededores. Existe una rápida y moderna carretera de cuota que une al Puerto de Veracruz con esta población, pero el camino antiguo es de una belleza excepcional, pues aparte del paisaje que le circunda, el visitante podrá detenerse en algunos poblados típicos. Durante su visita no olvide disfrutar un rico café en el Portal de Zevallos.